RITUAL 1

2017

​Los rituales se realizan por diversos motivos como la celebración o la adoración, que están vinculados a una creencia en particular. En este caso, Cristina adopta el concepto del ritual para plantearlo como un acto de autosanación.

 

El proyecto nace de una experiencia personal de la autora con la técnica de la cerámica, y le permite crear piezas contenedoras de agua, para iniciar un acto y un proceso curativo.

 

El agua es considerada portadora de energía que limpia y sana desde el interior del cuerpo; es una sustancia transformadora que profundiza en las células para la restauración física y mental.

 

En Ritual 1, Cristina elabora una representación de sus propias células, que unidas entre sí forman «tejidos» de gran magnitud, diagramas o constelaciones, de los cuales se puede beber.

Exposición:

Territorio de cuerpos presentes; ICPNA, Huaraz.

1/1

 

Obra:

Ritual 1.

Instalación de 75 piezas de cerámica

medidas variables.

2017

1/1

1/1

© 2020 by Cristina Flores