UNA NOCHE DE VERANO EN LA PLAYA

​2017

 

Finalista para el Premio Nacional de Artes Visuales Trujillo 2017, Trujillo.

 

Una noche de verano en la playa reúne elementos que simbolizan la infancia de Cristina y su relación con su abuela materna, quien vivía en la ciudad de Trujillo —al norte de Lima —.

 

Esta obra narra el encuentro nocturno de cuatro peces en el mar de la playa de Huanchaco (Trujillo); peces que para la artista representan a su abuela materna, su madre, su hermana y ella misma. En la escena, los caballitos de totora [1] descansan erguidos, mientras el mar dorado permanece en constante actividad y sus olas cobijan la reunión mujeril; encuentro en el cual se comparten ideas y se intercambian saberes.

[1] Los caballitos de totora son embarcaciones tejidas con caña de totora (Schoenoplectus californicus). Miden aproximadamente 5 metros de alto por 1 metro de ancho, y suelen ser usadas para el transporte de pescadores. En el Perú se utilizan desde el año 1500 AEC aproximadamente.

1/1

Obra:

Una noche de verano en la playa.

Técnica mixta: tejido a crochet bordado y pintura, sobre tela

90 x 65 x 10 cm

2017

 

© 2020 by Cristina Flores